Consejos para elegir un máster en derecho deportivo

En la actualidad, los másters y posgrados se han convertido en una de las mejores opciones de formación para todas aquellas personas que quieren obtener conocimientos especializados sobre una materia concreta y maximizar las oportunidades para el desarrollo de su carrera profesional.

Estudiar un máster en derecho deportivo exige tiempo, esfuerzo y dinero, pero es una de las mejores decisiones que puedes tomar si te apasionan las leyes y tu objetivo profesional es trabajar en la industria del deporte.

Antes de escoger un máster es importante conocer a fondo la oferta disponible y comparar minuciosamente todas las opciones del mercado, valorando no solamente el plan de estudios o la reputación de la institución, sino también otros aspectos clave como el método de enseñanza, la red de alumnos y, por supuesto, la inversión económica.

En esta completa guía te desgranamos los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir el programa más adecuado y acorde a tus necesidades.

Razones para estudiar un máster

Además de proporcionar una visión global del sector jurídico en el mundo del deporte profesional, un máster en derecho deportivo permite a los alumnos profundizar en el conocimiento de leyes, normativas, procedimientos y herramientas especializadas en el ámbito legal del deporte. Pero también facilita la aplicación práctica de estas competencias mediante el estudio de casos jurídicos reales y contribuye al crecimiento personal en el desarrollo de habilidades fundamentales como la capacidad analítica, la adaptación a los cambios, la negociación, el liderazgo, etc. Estas aptitudes son muy necesarias en la actualidad debido al entorno altamente competitivo y cambiante en el que desarrollan su actividad las principales organizaciones de la industria.

Otra de las razones por las que realizar un máster es apostar de forma segura con el fin de ganar seguridad y estabilidad a lo largo de la vida laboral. Esto se consigue gracias a la cualificación que proporciona el máster y también por la red de contactos que se genera durante la experiencia de aprendizaje. Las clases suelen ser heterogéneas en cuanto a perfiles y, como consecuencia, se produce un aumento en la riqueza del conocimiento y se generan relaciones personales altamente valiosas a lo largo del tiempo.

Por qué especializarse en derecho del fútbol

El principal motivo para estudiar un máster especializado en derecho del fútbol, según coinciden la mayoría de los titulados, es su alto índice de empleabilidad. Los mejores clubes, asociaciones y bufetes de abogados del mundo demandan continuamente perfiles especializados en este sector, que se encuentra actualmente en pleno auge y en proceso de expansión.

De todos es sabido que el fútbol mueve muchísimo dinero y es sin duda la industria deportiva más potente y profesionalizada del mundo. Por tanto, el esfuerzo e inversión que supone realizar un máster especializado en este deporte es recompensado de forma rápida por las múltiples salidas profesionales. Otro aspecto que no hay que olvidar, es que los titulados suelen tener un salario más alto al ostentar puestos más altos como asesores jurídicos o de carácter directivo.

Cuándo realizar un máster

Decidir en qué etapa de la vida estudiar un máster no es un aspecto menor. Si bien muchos estudiantes consideran hacerlo nada más terminar su carrera de grado, los especialistas recomiendan esperar unos años para ganar experiencia profesional, que será muy valiosa a la hora de cursar y aplicar los conocimientos y experiencias aprendidos durante el programa.

Si el alumno busca una primera experiencia laboral tras cursar el máster, debe tener en cuenta si la institución ofrece la posibilidad de realizar prácticas en entidades relevantes del sector. Para jóvenes recién titulados, las prácticas son la mejor manera de entrar en contacto con el mundo laboral, y si se accede a ellas a través de un máster siempre hay alguna opción de terminar siendo contratado por la organización donde se han realizado.

Máster online o presencial

Uno de los criterios fundamentales a tener en cuenta a la hora de elegir un máster es la modalidad de estudio. Existen ciertas circunstancias personales que tienen peso a la hora de tomar esta decisión, como la disponibilidad horaria, el tiempo y las posibilidades de desplazamiento. Generalmente, los estudiantes de máster ya se encuentran trabajando y no disponen de tantas horas para dedicarle al estudio. Teniendo en cuenta todas estas consideraciones, el alumno podrá optar por modalidades presencial, online o semipresencial (combinada).

La modalidad presencial exige una mayor dedicación y es recomendable para las personas que sólo están estudiando o que pueden compatibilizar sus actividades con la asistencia a las clases, mientras que la modalidad online ofrece mayor flexibilidad y es perfecta para profesionales en activo o que no puedan desplazarse físicamente hasta el lugar donde se imparte la formación.

Duración y metodología de aprendizaje

La duración de un máster en derecho deportivo puede variar bastante en función de la modalidad elegida y del centro de formación, pero habitualmente suele oscilar entre los 9 y 18 meses.

Sin embargo, algunos másters online ofrecen la posibilidad de acortar o alargar este periodo gracias a la aplicación del microlearning, un innovador método de aprendizaje que consiste en consumir píldoras de información audiovisual comprimida en forma en pequeñas clases diarias de corta duración que permite adquirir conocimientos de forma muy rápida y con unos resultados muy eficientes.

Esta metodología ofrece grandes beneficios y puede ser considerada una de las grandes tendencias del mercado de educación en los próximos años, por varios motivos:

  • Al ser contenidos sintetizados en un corto periodo de tiempo, el alumno mantiene mejor su concentración durante las clases y adquiere los conocimientos con mayor facilidad, reforzando los conceptos de forma progresiva y facilitando su retención a largo plazo;
  • Además, el estudiante ahorra mucho tiempo de aprendizaje, lo que le permite poder conciliar sus estudios de una manera más eficiente con su vida personal y laboral;
  • Por último, al estudiar pequeñas lecciones de forma diaria, el alumno tiene la sensación de estar constantemente avanzando y eso hace que esté mucho más motivado para querer seguir aprendiendo, lo cual también reduce las tasas de abandono de este tipo de programas.

Titulación oficial o propia

Los másters oficiales están regulados por el Ministerio de Educación y tienen validez a nivel internacional, al estar homologados en los países que forman parte del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Además, permiten acceder a estudios superiores de doctorado y la posibilidad de obtener puntos en procesos selectivos de oposiciones a la administración.

Por otro lado, un título propio es aquel que cualquier centro de formación, escuela o universidad (pública o privada) decide impartir sin que lo regule el Ministerio de Educación. La ventaja de los diplomas no reglados es que pueden actualizarse y adaptarse a la cambiante realidad del marco jurídico deportivo, así como a las necesidades de la industria con mayor flexibilidad y regularidad que los másters oficiales.

Tener en cuenta el ranking de la institución también puede ser un buen criterio para aquellos estudiantes que busquen obtener un título oficial. Sin embargo, si el alumno busca adquirir la formación más completa y actualizada del mercado, este criterio no es el más adecuado.

Requisitos de acceso

Algunos másters en derecho deportivo, especialmente los de las escuelas más tradicionales, exigen a sus estudiantes cumplir con ciertos requisitos académicos y/o profesionales para poder matricularse, además de llevar a cabo procesos de selección bastante rigurosos para controlar la adjudicación de plazas y garantizar el nivel medio de sus alumnos.

Aunque ésta es todavía una práctica bastante habitual en los másters presenciales, los másters online o a distancia no suelen poner ningún tipo de barreras de admisión y son mucho más abiertos y accesibles para cualquier tipo de persona que quiera cursar el programa formativo.

En inglés o en español

Otro de los aspectos a considerar a la hora de elegir un máster es el idioma en el que se imparten las clases. Si bien el inglés es el idioma más extendido en este tipo de posgrados y es altamente recomendable tener un buen dominio de la lengua de Shakespeare para alcanzar grandes metas profesionales, éste no debería ser un impedimento para poder estudiar los contenidos de un máster en derecho deportivo y llegar a trabajar en la industria.

Por ello, se ven cada vez más maestrías que apuestan por la educación en otros idiomas universales como el español, facilitando de nuevo el acceso y la democratización del conocimiento en aquellas regiones o países donde no existe una gran necesidad de recurrir a la lengua inglesa.

Equipo docente

El claustro de profesores y docentes a cargo del programa sin duda es uno de los factores más determinantes a la hora de elegir cualquier máster. En general, la trayectoria y reconocimiento del profesorado son buenos indicadores del nivel y la calidad de un máster en derecho deportivo, así como del prestigio la institución que lo imparte.

Contar con un equipo de profesionales referentes y especializados en la industria hará que la experiencia y el aprendizaje sean mucho más enriquecedores y fructíferos para el futuro del estudiante y su desarrollo profesional.

Por ello, es muy importante que el equipo docente tenga una experiencia contrastada y que sus clases tengan mucho contenido práctico, aportando al alumno su visión particular en el análisis de casos reales que puedan brindar una perspectiva más amplia y completa de la materia que se estudia.

Red de alumnos

Analizar las posibilidades de networking que ofrece un máster es un elemento muy importante a tener en cuenta. Construir una red activa de contactos a nivel internacional es un valor muy potente para el estudiante, que generará relaciones y conexiones profesionales a largo plazo y que le pueden brindar un gran número de oportunidades en su futuro laboral.

Por otro lado, nadie mejor para relatar la experiencia de cursar un máster que quien ya la ha vivido. Los antiguos alumnos son los mejores embajadores de cualquier institución formativa, por ello es recomendable buscar sus opiniones en las redes sociales e incluso contactar con ellos directamente para escuchar sus testimonios de primera mano y así obtener una mejor radiografía de la calidad de un programa.

Precio y financiación

Por norma general, la inversión económica es uno de los factores que más preocupa a las personas que quieren cursar un máster en derecho deportivo. 

El coste de los programas tradicionales es muy elevado y una de las barreras que impiden el acceso de muchos candidatos. Sin embargo, no es necesario pagar decenas de miles de euros para realizar un buen máster, y no siempre la opción más costosa tiene porqué ser la mejor.

Algunos centros e instituciones ofrecen becas en base a determinados requisitos o admiten posibilidades de financiación que permiten pagar el importe de la matrícula en cómodas mensualidades. Si no puedes acceder a una beca pero estás interesado en hacer un máster en derecho deportivo, la modalidad online y la semipresencial son mucho más baratas que los programas presenciales a tiempo completo.

Sea cual sea nuestra elección, debemos tener muy en cuenta en todo momento nuestra situación personal y valorar objetivamente el retorno de nuestra inversión.

Tenemos que mentalizarnos, desde el principio, que estudiar un máster en derecho deportivo requiere hacer algún sacrificio, pero es sin duda una gran apuesta por nuestro futuro profesional.


Ahora que ya sabes cómo elegir un buen máster en derecho deportivo, te invitamos a conocer nuestro Máster Internacional en Derecho del Fútbol, con el que podrás adquirir todos los conocimientos necesarios para asesorar a los mejores clubes y jugadores del mundo de la mano de los mejores profesionales de la industria, y todo esto sin moverte de casa y sin gastar una fortuna. ¡Apúntate ahora!

× ¿Hablamos?